Aplicar unas gotitas sobre la piel limpia o combinado con el Serum, la Crema u otros cosméticos.

Se recomienda aplicar por la noche para favorecer la renovación de la piel.

Frecuencia:  diaria o 3 veces en semana, según las necesidades de la piel.